Tecnología en época de Covid-19

La Inteligencia Artificial y el Big Data: dos herramientas que nos ayudan a doblegar a nuestro enemigo: el Covid-19

robot-ia

¿Cómo empezar una temática que ha sido tan y tan comentada en estos casi tres meses que llevamos viviendo la peor pandemia del S. XXI? Para mí, lo más sensato es hacerme una serie de preguntas que iré respondiendo a lo largo de esta columna.

¿Qué aporta la tecnología a una situación de pandemia? ¿Hay tecnologías que aportan más valor que otras? ¿Podríamos confirmar que en tres meses se ha avanzado más que en tres años? ¿El Big Data y la Inteligencia Artificial como ejes tecnológicos?

La situación que estamos viviendo ha superado cualquier guión de una gran producción de Hollywood.

Evidentemente, podríamos enumerar más preguntas, pero me quedo con estas como punto de partida, y con las que creo que podremos ir entendiendo un poco mejor este mundo tecnológico del que tanto se habla y tan poco se explica.

La realidad supera la ficción

La situación que estamos viviendo hoy en día ha superado cualquier guión de una gran producción de Hollywood. La gran mayoría de nosotros, ni nos imaginábamos que podríamos vivir en primera persona una situación así. Pero por suerte nos pilla en el siglo XXI y gracias a la tecnología, el proceso está siendo más llevadero, pero también se ha convertido en el eje de innumerables soluciones y respuestas.

Han sido muchas las empresas que si o si han tenido que convivir con el teletrabajo y quitarse los miedos de si el equipo es más o menos productivo. Se ha demostrado que un equipo comprometido es más productivo trabajando de forma remota que en la oficina. Y que el teletrabajo, por suerte para muchas personas, podrá quedarse como una opción.

El alma de la empresa

Hay que tener en cuenta que el verdadero valor y alma de una empresa son las relaciones humanas y que no se pueden sustituir por una pantalla de ordenador y por las video llamadas. ¡Esto no funciona!

Las personas necesitan trabajar codo a codo con personas y no llegar al extremo de robotizarnos y ser impersonales. Eso sí, optar por el teletrabajo algún día a la semana, será la balanza perfecta entre empresa y equipo. Y, como no, todo ello sin la tecnología de “a pie” no sería posible. ¿A qué me refiero con tecnología de “a pie”? Pues a la básica que nos permite interconectarnos y tener acceso a los datos que necesitamos para desempeñar nuestro día a día laboral: ¡Internet y datos en la nube, qué grandes descubrimientos!

Los millones de datos que se están analizando son vitales para conocer cómo se propaga, actúa y se previene el virus ¡para vencerlo!

Pero la tecnología va mucho más allá y cada vez son más numerosas las noticias que nos llegan donde vemos que se mencionan las palabras Big Data e Inteligencia Artificial, convirtiéndose ya en términos que han encontrado su hueco en nuestro vocabulario más cotidiano. Lo que se esconde detrás de estas tecnologías emergentes es precisamente que en estos tres meses se ha podido adelantar más que en tres años, facilitándonos que conozcamos algo más de nuestro principal enemigo, el coronavirus que provoca la enfermedad Covid-19.

Nuevas tecnologías

Ante este escenario, era de esperar que los principales países líderes en el desarrollo tecnológico utilizaran los múltiples usos y aplicaciones que puedan extraerse de las nuevas tecnologías. Para poner freno a la rápida expansión del nuevo coronavirus, automatizar procesos a través de la Inteligencia Artificial, y analizar los datos óptimos gracias al Big Data. Esto nos permitiría obtener mayor número de respuestas para conocer mejor el comportamiento de algo que se ha convertido en nuestra mayor pesadilla compartida.

Los millones de datos que se están recogiendo, analizando y cotejando, son decisorios para conocer la propagación del virus, saber cómo actúa, cómo prevenirlo y vencerlo. Sin estos millones y millones de datos estaríamos a ciegas y dándonos golpes contra un muro.

Nos da miedo compartir nuestros datos de localización, de conectividad etc., pero gracias a ellos, podemos obtener respuestas. No nos de miedo compartir y hagámoslo de la mejor forma posible. Esto es anonimizando los datos. Pero tengamos presente, que, sin esta lectura de datos, los avances en cualquier problemática se hacen eternos. ¡Ayudemos a que la tecnología nos resuelva muchos de nuestros problemas! Tenemos a nuestro alcance el Big Data y la Inteligencia Artificial. Aprovechémoslos y trabajemos para mejorar el mundo, la vida ¡y los negocios!

dELGADO-e1588081060627-150x150
Mercè Delgado

Founder & CEO & CTO CounterGrogWise

Artículo publicado en: MujeresyCIA